¿Cómo ir de Tallin a San petersburgo?

Tallin  y San Petersburgo están separados por 370 Km.  El trayecto más fácil es por carretera. No existe vuelo directo entre ambas ciudades.

¿Que necesito para pasar a Rusia? Tramites legales

Segunda nota importante de conocer que para entrar en Rusia hace falta visado. Las condiciones varían  en función de cual sea tu nacionalidad, por ello la mejor opción es que te acerques al consulado ruso más cercano a tu domicilio.

Carretera Tallin – San Petersburgo y paradas sugeridas

San Petersburgo  por carretera desde Tallin es muy fácil simplemente tienes tomar Narva Mantee  hasta llegar a la frontera. Una vez cruzada conducir en dirección a San Petersburgo  es una de las vías principales por lo que no es necesario no es necesario que te demos ninguna indicación específica.

Mapa Tallin – San Petersburgo

 Si te vamos a dar alguna recomendación, puedes hacer el viaje  parando únicamente para descansar y estirar las piernas, en este caso la frontera se encuentra aproximadamente a la mitad del camino y cualquiera de las áreas de descanso a un lado o al otro serán más que confortables. 

Por contrario si decides hacer una ruta más descansada, tienes varias opciones a lo largo de la ruta al poco de salir de Tallin puedes hacer una visita al Parque Nacional de Lahemaa haciendo rutas entre pantanos y disfrutando de la fauna y la flora  del lugar.

Más adelante  te invitamos a que pares en Rakvere, visites su castillo  y te hagas una foto ( y nos la envíes) junto a su toro.

el-toro-de-rakvere
el-toro-de-rakvere

Finalmente el último. que te recomendamos  Narva. Visitar su fortaleza o el parque fluvial bajo el castillo realmente merece la pena. Desde las torres de las murallas podrás sacar unas bellas imágenes de la frontera rusa.

narva2
narva2
Booking.com

Si quieres partir el camino y no hacer toda la ruta de un tirón te recomendamos que salgas de Tallin después de comer, y te alojes bien en Rakvere o bien en algunos de los hoteles con spa que se encuentran antes de llegar a Narva.

Nuestro consejo  es que hagas noche y  cruces la frontera por la mañana para conducir directamente a San Petersburgo. 

Las carreteras tienen muchos tramos de doble sentido  por lo que los kilómetros no cunde demasiado y es fácil que acumules cansancio.

No obstante  el viaje merece la pena.  San Petersburgo es una de las ciudades más bonitas del mundo,  con grandes atractivos como son el Museo del Hermitage, San Isaac o Nuestra Señora de la Sangre derramada y si eres un fan de la historia del SXX encontraras el mismisimo acorazado Aurora. 

A pocos kilómetros de la ciudad, encontrarás Peterhof y Tsarkoye Selo también conocido como el Palacio de Catalina. Nuestra recomendación es que vengas a San Petersburgo a partir de mayo porque es cuando se activan las fuentes en los jardines de palacio,  también con el Neva congelado podrás asistir a otro de los atractivos que ofrece la ciudad; puentes levadizos, pero ten cuidado porque si no eres puntual puede que te quedes durante unas horas parado a un lado del puente. 

Por último no dejes de visitar el metro de San Petersburgo  al igual que el de Moscú tiene estaciones que son auténticas obras de arte.

Un último consejo  es que si decides conducir tengas paciencia,  San Petersburgo es una gran ciudad con grandes problemas de circulacion

Disfruta San Petersburgo  pero no olvides volver a Tallin, su encanto medieval te espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *