5 consejos para que el frío no suponga un problema al visitar Estonia

Prepara la maleta para el frío

Lo que más puede asustar a alguien que decide visitar Estonia o mudarse al país son las bajas temperaturas en invierno. Sí, hay días en los que a pesar de llevar prendas térmicas debajo de la ropa notaras como te pica la piel. Pero no te preocupes, si vienes de un país con clima templado y nunca te has visto en una situación parecida en Descubre Estonia te vamos a dar unos cuantos consejos:

  1. Cuida tu calzado y fundamentalmente la plantilla de tus zapatos. Ten en cuenta que son la parte que esta en continuo contacto con el suelo. Los pies se enfrían rápido y por experiencias sabemos lo  difícil que es entrar en calor una vez que tienes los pies como témpanos. La solución se encuentra en el supermercado, al menos en los Selver, allí, junto a los calcetines y las medias, venden unas plantillas recubiertas de un aislante que parece papel de aluminio. Por experiencia te decimos que es la mejor inversión que puedes  hacer. Formarán una barrera muy eficaz que hará que el pie mantenga el calor.  Puedes llevar calcetines térmicos pero de nada te servirán si no tienes una buena plantilla. En cuanto a la composición del calzado, a riesgo de resultar polémicos, te diremos que un zapato o bota del piel es lo más adecuado.  Otro punto a tener en cuenta es que el hielo hace que el suelo se ponga resbaladizo. Para solucionarlo lo fundamental es que, al igual que los neumáticos de invierno, las suelas tengan dibujo
  2. Vístete a capas. Lo habrás escuchado mil veces pero nosotros te lo repetimos por de nuevo. Es fundamental por pura lógica. Si vas a un restaurante o visitar amigos en las casas te mantendrán a una temperatura agradable. Si llevas ropa termica debajo pasaras calor seguro. La mejor opción es vestirte de tal forma que puedas quitarte o ponerte prendas en función de tus necesidades. Un error que cometemos muchos y por el que se nos identifica bien cuando visitamos Estonia o bien cuando llevamos viviendo muy poco aquí es que compramos esos enormes abrigos de plumas que son útiles en pleno invierno cuando sales de las ciudades para disfrutar de los paisajes nevados de ensueño pero no son cómodos para el día a día.
  3. Es fundamental llevar la cabeza cubierta con atención a las orejas por la cabezas se escapa buena parte del calor corporal ademas las sensación es realmente desagradable
  4. Te aconsejamos el uso de manoplas y debajo el típico guante que deja los dedos libres, la razón si los dedos permanecen pegados unos a los otros se mantienen calientes con el calor corporal.
  5. No te obsesiones con el grosor de tu abrigo. Un buen paño, piel, algún tejido técnico. Lo importante es que cierre bien, y lo puedas entallar para que se mantenga lo más pegado al cuerpo.

 

De todas formas no conviene obsesionarse ya que el cuerpo se adapta a todo. Quizás el principio de tu primer invierno aquí sea duro. Solo el principio. Te aseguramos que que habrá un día de Marzo en que te sorprendas a ti cuando sin mirar el termómetro notes que es primavera y te sorprenderás cuando lo mires y veas que solo hay cuatro o cinco grados. Será la prueba de que te tu cuerpo se ha aclimatado.

1 comentario en “5 consejos para que el frío no suponga un problema al visitar Estonia”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *