El espectacular parque de Lahemaa en Estonia

Un parque a las orillas del Baltico

El parque nacional de Lahemaa se encuentra enclavado en el norte de Estonia. Las aguas salobres del mar báltico bañan las orillas del parque natural más grande del país a lo largo de las cuatro imponentes penínsulas que conforman el perfil de su costa. Es interesante saber que fue declarado parque nacional en 1971, época en la que la actual Estonia todavía formaba parte de la extinta URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) y que fue el primer parque natural de Estonia. No cabe duda de que se trata de uno de los reclamos turísticos más importantes de esta república báltica.

Desde Tallinn, es sencillo trasladarse hasta el parque de Lahemaa, pues la distancia que separa ambas ubicaciones es de tan solo 70 kilómetros. Se tarda aproximadamente una hora en completar el recorrido por la carretera E-20. La oficina de información para los visitantes y punto de acceso al parque más recomendado se encuentra en la localidad de Viitna.

El parque de Lahemaa, cuya traducción literal es tierra de bahías, abarca una superficie de más de 725 kilómetros cuadrados por tierra y mar. El interior del parque está repleto de frondosos bosques, humedales, zonas pantanosas, ciénagas, lagunas, cascadas y arroyos. Aquí y allá es posible hacer parada y fonda en alguno de los pintorescos pueblos de pescadores que se encuentran repartidos por todo el área del parque. A lo largo de la línea de costa que bordea este espacio natural, los amantes del mar pueden disfrutar del baño en alguna de sus playas de arena blanca, como en las de Vosu, lugar desde el que además se puede divisar el golfo de Finlandia. También pueden relajarse al contemplar la belleza imponente de las múltiples bahías (de ahí su nombre) que pueblan el paisaje costero.

Parque de Lahemaa6

Fauna y flora del parque

En este bello paraje es posible realizar diversas actividades entre las que destaca principalmente el senderismo. Existen multitud de rutas perfectamente señalizadas que recorren los lugares más interesantes del parque. Gracias a que se trata de un terreno accesible y con un desnivel apenas perceptible, sus senderos resultan perfectos también para quienes gustan de hacer rutas en bicicleta. Otros dos reclamos de suma importancia del parque natural de Lahemaa son la flora (existen más de 900 tipos de plantas) y la fauna (linces, osos pardos, jabalíes, alces, castores, lechuzas de los Urales, grullas…). No obstante, siempre es recomendable acercarse hasta la oficina de información para los visitantes de Viitna. En este lugar, punto de acceso privilegiado al parque, los turistas pueden apuntarse a cualquiera de las visitas guiadas que normalmente se organizan.

Otro aspecto a tener en cuenta sobre este espacio natural es la posibilidad de alojarse en alguna de las casas solariegas que aun hoy se conservan en perfecto estado. Un buen ejemplo es la casa solariega Vihula. Una edificación que data del siglo XVI y que actualmente se conoce como Vihula Manor Country Club & Spa y que ofrece al visitante todas las comodidades del hotel más actual y donde degustar los platos más típicos de Estonia.

Cualquier época del año es ideal para disfrutar de la belleza natural del parque nacional de Lahemaa en Estonia. Sin embargo, no cabe duda de que el verano es la estación más idónea. Las horas de luz son considerablemente mayores y la agradable temperatura permite disfrutar con mayor comodidad de las actividades al aire libre.

Parque de Lahemaa4

 

4 comentarios en “El espectacular parque de Lahemaa en Estonia”

  1. Pingback: La leyenda de la flor del helecho

  2. Pingback: Rakvere; Estonia en estado puro - Descubre Estonia

  3. Pingback: Maausk, entre el culto a la naturaleza y la forma de vida - Descubre Estonia

  4. Pingback: Narva, una fortaleza en la frontera con Rusia - Descubre Estonia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *