Kurase

La Isla de Kinhu, la Estonia más tradicional

Patrimonio oral e intangible de la humanidad

En el mar Báltico en pleno golfo de Riga puedes visitar la isla de Kinhu Si vienes aquí será el por un interés cultural y te aseguramos que merecerá la pena. La UNESCO la declaro patrimonio oral e intangible de la humanidad en 2003. La isla tiene unos 600 habitantes y cuatro pueblos así que cuando la visites no estarás viendo un decorado sino un pedazo de la auténtica Estonia rural, la que queda lejos de las ciudades. Como curiosidad la isla tiene incluso un dialecto propio. Te recomendamos que vengas para acá porque verás algo diferente, una pequeña sociedad que aun mantiene vivas muchas de sus tradiciones y su folklore ancestral. Como experiencia te proponemos que intentes pasar el día San Juan aquí, en descubre estonia estamos convencidos de que será uno de esos recuerdos memorables que contarás a tus amigos.

Las guías de viaje te dirán que la isla de Kinhu es una sociedad matriarcal, no te queremos mentir y es bueno que no vengas con falsas expectativas. Cuando vengas no vas a encontrar a una aislada comunidad siberiana porque ante todo recuerda que estas en Estonia y el país se encuentra en la vanguardia tecnológica y educativa y Kinhu es una parte más de este logro. Lo que si es cierto es que durante mucho tiempo los hombres salían a la mar y el peso de la comunidad recaía en las mujeres si a eso le sumamos que es una isla no muy grande tendrás como consecuencia que en tiempos esta sociedad era diferente al resto del país.

Te vamos a ser sinceros aquí no vas a venir a contemplar una fortaleza medieval ni a comer en un restaurante chic pero, fiel a tu su título de patrimonio intangible de la humanidad, la isla de Kinhu te puede ofrecer muchas otras cosas. Para empezar su paisaje. Ese que hasta que no vienes al Báltico ni sabes que existe y aunque lo supieras no puedes apreciar porque las fotos no le hacen justicia. Y no es la típica frase bonita, es que aquí la luz es diferente. Tampoco tiene mucho misterio, la razón es que estamos muy al norte.

La Ruta

Lo ideal es que madrugues y hagas una visita en el día

La ruta por la isla tendría tres puntos:

  1. La Iglesia antigua, que es la típica construcción luterana, pero con mucho encanto.
  2. El faro que ofrece un paisaje ideal para inmortalizar tu visita con una foto
  3. El museo de Kinhu. En Descubre Estonia te recomendamos que empieces por aquí por una razón muy práctica. Te dará una perspectiva y un contexto que te ayudará a disfrutar aún más tu visita a la isla

Como llegar

Venir a Kinhu es sencillo y complementa muy bien con la visita que hagas a Pärnu. Solo tienes que coger el ferry en el puerto de Pärnu en dirección a Lemsy dura dos horas y media.

La otra alternativa es ir volver por Munalaid pero ten en cuenta que es más fácil encontrar alojamiento para hacer noche en Pärnu a la vuelta.

Como anécdota señalarte que la isla de Kinhu es la razón de que esta web exista. Descubre Estonia tiene como objetivo dar a conocer y poner en valor a un país pequeño y desconocido que tiene lugares tan interesantes como esta Isla.