La Independencia de Estonia, la revolución cantada

Un país de festivales de música

Los festivales de la canción tienen una gran tradición entre los Estonios y podemos decir que la música jugó un papel importante en la lucha por la independencia de la ocupación soviética. El país tuvo un  pequeño periodo de independencia entre los años 1920 y 1939 después de eso pasaron más de cincuenta años de que de ocupación por parte de la Alemania Nazi primero y por la Unión Soviética, después durante la ocupación de estos últimos existió un intento de rusificación que la música ayudó a neutralizar. Como decíamos antes los festivales de canción en Estonia vienen de largo el primer festival data de 1969 y desde entonces tiene lugar cada 5 años y ahora se llama Laulupidu que quiere decir justamente eso festival de la canción.

El festival ayudaba a inspirar y alimentar tanto la identidad nacional como el deseo de autodeterminación por parte de los estonios. Deseo que los llevo a construir un país independiente y declarar la independencia en 1918. Ese recuerdo mantuvo la llama encendida y es a partir de 1987 cuando una serie de manifestaciones que comienzan cuando una multitud de estonios se reúnen para cantar canciones patrióticas, algo que estaba prohibido por aquel entonces, siendo interpretadas por bandas de rock.

Una explosión de jubilo

La primera expresión del sentimiento nacional ocurrió el 14 de mayo de 1988, durante el Festival de Música Pop de Tartu donde se realizaron cinco primeras canciones patrióticas en el evento.

En junio de ese año, otro festival llamado Old Town Festival se celebró en la misma ciudad. Después de la parte oficial del festival, los participantes se trasladaron a los terrenos del Festival de la canción y de la misma manera comenzaron a cantar canciones patrióticas. Puede que si nos lees desde algún Pais mediano o grande tanto patriotismo te chirríe, pero intenta ponerte en situación, un pueblo de poco más de un millón de habitantes que ha sido sistemáticamente ocupado y que pide simplemente su derecho a ser reconocido. Y cuando decimos ocupado nos referimos a un verdadero intento de borrar su cultura nacional.

Durante ese verano los festivales de música, especialmente rock se suceden. A final de verano, el 11 de septiembre de 1988 se celebra un festival de la canción al que acuden mas de 200.000 personas, entre los asistente líderes políticos que serán protagonistas del deseo de independencia.

La Declaración Independencia de Estonia se produce el 16 de noviembre de 1988 convirtiéndose en la primera república soviética en desafiar al ejército soviético

La revolución cantada

La revolución cantada se extendió durante cuatro años, y se caracterizó por protestas y otros actos de desafío. Por ejemplo, en 1991, cuando los tanques soviéticos intentaron detener los avances hacia la independencia, el Soviet Supremo de Estonia, junto con el Congreso de Estonia, declararon la restitución del estado independiente de Estonia y renunciaron al derecho soviético. El pueblo de Estonia actuó como escudos humanos para proteger las emisoras de radio y televisión de ser destruidas por los tanques soviéticos.

Estas acciones aseguraron que Estonia recuperara la independencia sin ningún derramamiento de sangre, a diferencia de otros estados.

La independencia del país se declaró en la noche del 20 de agosto de 1991, tras la concertación de un acuerdo entre diferentes partidos políticos.

Una república independiente

Islandia fue el primer país en reconocer a Estonia como un Estado independiente.

La revolución cantada Estonia es el proceso paso a paso que condujo al restablecimiento de la independencia del país en 1991. Se trató de una revolución no violenta que venció a una ocupación violenta y recibe el nombre de cantada porque la música jugo un papel fundamental.

Vabaduse valjak

Cuando visites Tallin pásate por Vabaduse valjak y podrás visitar un museo que te lo explica. Te recomendamos que lo visites como complemento al museo de la ocupación que está a escasos metros. Ambos te ayudaran a forjarte una visión un poco más completa de lo que por un lado fueron las ocupaciones y por otro como fue el proceso de independencia.

1 comentario en “La Independencia de Estonia, la revolución cantada”

  1. María Lourdes López illa

    Muy interesante. No sabía esta realidad y me alegra el ver y saber que han logrado lo que querían , aquí en Catalunya siendo 7 millones de habitantes lengua propia no nos permiten hacer un referéndum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *