Puertos de Estonia; el puerto de Tallin, el puerto del Báltico

El puerto de Tallin, la joya del Báltico

En cuestión de tráfico naval, el puerto de Tallin es es uno de los principales puertos del mar Báltico.  No solo es la mayor autoridad portuaria de toda Estonia, sino también directamente el mayor puerto que podemos encontrar en la costa en los tres países bálticos. Sus actividades principales son la de transporte de pasajeros (un gran número de cruceros tiene como parada obligada aquí), envío de mercancías mediante cargueros, desarrollo inmobiliario y cuestiones relacionadas con la obtención de energía ecológica y manejo de carburantes.

Transporte de pasajeros

A día de hoy el puerto, situado a escasos minutos del casco viejo de Tallin, apenas regula ya la actividad de carga y descarga de contenedores, ya que esta labor suele ser realizada sobre todo en los puertos de Muuga y Paldiski Sur. El mismo puerto posee tres terminales de pasajeros: en la terminal D se ubican los ferris y transbordadores a Estocolmo; en la A y la B podremos embarcar o desembarcar respectivamente en las líneas regulares Eckerö, Viking y St. Peterline. En cualquiera de estas tres líneas podremos viajar a Helsinki, mientras que en la línea St. Peterline podremos abordar un barco con destino a San Petersburgo.

 

Transporte de cargas

Como hemos comentado en el puerto de Tallin apenas hay ya operaciones de carga y descarga «tradicionales» (a través de contenedores de materiales). Sin embargo el puerto sigue gestionando un gran volumen de transporte por ferrocarril o cargas unitarias que deben ser manejadas de manera individual (break bulk cargo, en inglés). Para asegurar el correcto funcionamiento de estas operaciones la autoridad portuaria gestiona una serie de servicios a disposición de todo aquel barco que los solicite.

El servicio de practicaje es obligatorio en todas las aguas estonias, aunque por supuesto puede ser solicitado en cualquier momento si el capitán del navío así lo requiere. Los remolcadores de Tallin están equipados con la última tecnología disponible y en general es el propio capitán del barco el que elige la cantidad de remolcadores a utilizar, excepto en aquellos casos en el que el uso de remolcadores sea obligatorio donde la autoridad portuaria será la que estime el número necesario. Existen de igual manera servicios para el manejo de la carga transportada, a través de grúas, tractores, elevadores y por supuesto realizados por el propio personal de las empresas del puerto.

El aprovisionamiento de agua y comida está también garantizado, aunque en el caso de esta última el pedido deberá ser realizado previa llegada del navío. Del mismo modo, la eliminación de desechos se gestiona también en el propio puerto y se exige que la cantidad de material de desecho sea inferior a un 25% del total posible antes de que un barco pueda abandonar el puerto. Además existen otra serie de servicios, como el de reparación de embarcaciones, gestión de aduanas, publicidad... El puerto de Tallin no solo es un ejemplo perfecto de modernidad y eficacia, sino que engloba todas las cualidades -tanto para pasajeros como para mercancías- que hacen de él el puerto número uno del Báltico.

1 comentario en “Puertos de Estonia; el puerto de Tallin, el puerto del Báltico”

  1. Pingback: Otros puertos de Estonia - Descubre Estonia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *