Otros puertos de Estonia

Puertos de Estonia 

Se indican a continuación los servicios y características de los cuarto puertos que se ubican en Estonia además del puerto comercial de Tallin situado cerca del Casco Antiguo, que se dedica sobre todo al transporte de pasajeros. Todos los puertos disponen de una serie de servicios básicos: practicaje, reparación de barcos, aprovisionamiento de agua y comida, eliminación de residuos, carga y descarga del material transportado y toda clase de servicio relacionado con el transporte del material y gestiones relacionadas. Veremos a continuación los puertos uno por uno:

Puerto de Muuga

Situado a unos 17 kilómetros al este de Tallin, este puerto es el mayor puerto de mercancías de toda Estonia y uno de los más modernos de todo el Báltico. Posee también uno de los mayores calados, con hasta 18 metros de fondo. Por el pasa aproximadamente el 70% de todo el volumen de cargo que circula por Estonia. Se especializa sobre todo en transporte de petróleo y derivados, aunque gestiona también otros productos como grano o carbón. Su principal característica es las facilidades que ofrece a la hora de manejar los aranceles de los productos, incluyendo la condonación de tasas de importación para bienes de paso transitorio por Estonia.

Posee varias terminales para los diferentes tipos de productos que se suelen tratar: 6 terminales para productos líquidos, 2 multipropósito, una para containers y cargamento rodado, una para productos secos, una para grano, una para acero y finalmente una para carbón.

Puerto de Paldiski

Situado a 45 kilómetros al oeste de Tallin, el puerto de Paldiski Sur es el segundo mayor puerto de mercancías de Estonia. Su función principal consiste en el manejo de importaciones y exportaciones, aunque también gestiona mercancías en tránsito. El mayor volumen de mercancías tratadas en este puerto son cargamento rodado, chatarra, madera, turba y derivados del petróleo. También hay bastante tránsito de coches nuevos para su venta. Existe un parque industrial cercano al puerto para que aquellas compañías que necesiten de su proximidad puedan establecer allí una fábrica o un almacén con acceso directo al mismo.

Al igual que el puerto de Muuga, Paldiski posee varias terminales especializadas en tratar diversos elementos: una terminal para petróleo, una para pasajeros, dos terminales para coches, una para cargamento rodado, una para carga diversa, una para madera, dos para metal, una para palets, una para turba y finalmente una para biodiésel.

Puerto de Saaremaa

Situado en la isla del mismo nombre, el más reciente de los puertos de Estonia posee dos muelles para el amarre de grandes buques, además de otro muelle accesorio para naves auxiliares y un atracadero con una profundidad de 6 metros para hasta 30 embarcaciones pequeñas. Con una profundidad de 10 metros en toda la longitud de sus muelles es capaz de proporcionar caladero a naves de hasta 200 metros de eslora. Debido a la profundidad que disponen las inmediaciones del muelle, este es capaz de albergar los mayores cruceros que navegan por el Báltico. Debido a su posición estratégica es capaz de ofrecer servicios de transporte de pasajeros tanto de manera regional como a Escandinavia.

Debido a su ocupación esencialmente para el tráfico de pasajeros, el puerto de Saaremaa dispone de una serie de servicios para los mismos como un aparcamiento de larga estancia, consigna, visitas guiadas, servicios de transporte y hostelería…

Puerto de Paljassaare

El último de estos cuatro puertos se ubica en la península del mismo nombre, a unos 6 kilómetros de la ciudad. Destinado al transporte de mercancías es sin embargo bastante más pequeño que su homólogo de Muuga. Su característica más definitoria es lo protegido que se encuentra frente a vientos y olas, encontrándose el propio puerto accesible a través de un canal de casi un kilómetro de largo, entre 90 y 150 metros de ancho y una profundidad media de 9 metros. A este puerto llegan todo tipo de mercancías, aunque se especializa sobre todo en carbón, derivados del petróleo, aceite (de cocinar), madera y productos perecederos.

Sus terminales se dividen en: una para el petróleo, otra para el aceite, una para madera, una para carbón, una para productos secos y una última para carga genérica, que además incluye una sección para refrigerar los productos perecederos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *