La Isla de Hiiumaa, otra de las maravillas del Báltico

La segunda Isla más grande del país

En el mar Báltico se encuentra una de las maravillas de la naturaleza más hermosas que puedes conocer, la isla de Hiiumaa. Constituye la segunda isla más grande del país. Cuando tengas la suerte de visitarla podrás descubrir toda la belleza que encierra. Su paisaje es una visita a la naturaleza en estado puro, bosques formados por pinos, abetos o enebros, pantanos y lagos constituyen la inmensa mayoría del territorio de esta isla que es el hogar de más de 50 especies protegidas de una rareza espectacular. Alces, ciervos, jabalíes, zorros, linces o martas forman parte de su fauna junto con cigüeñas negras, garzas, avocetas, cisnes o águilas reales. De todas estas maravillosas especies que habitan en la isla de Hiiumaa la becada es el ave considerada característica de esta isla de Estonia.

Becada

Un poco de historia

La historia de esta isla se remonta al siglo IV a.C cuando se produjeron los primeros asentamientos. Se dice que Hiiumaa fue creada debido al impacto de un meteorito dando lugar a esta isla que se considera como una de las más antiguas del mundo. A lo largo de su historia ha pasado a ser ocupada por distintas naciones hasta el momento en que pasó a formar parte de la Estonia independiente. Así, en el año 1254 fue dividida entre el Obispado de Ösel-Wiek y la Orden Teutónica. Entre 1563 y 1710 aparece en la historia de esta isla Suecia. Desde 1710 a la I Guerra Mundial fue la Rusia Imperial, la que dominó esta espectacular isla provocando la migración de la gran mayoría de los suecos habitantes en la misma. Como resultado de la II Guerra Mundial los alemanes ocuparon la isla que posteriormente pasó a formar parte de la Unión Soviética hasta 1991 que comenzó a formar parte de la Estonia independiente.

La isla de Hiiumaa ha sido protagonista de importantes episodios de la historia naval y prueba de ello son los faros que hoy día puedes descubrir en la misma, testigos de esos momentos destacados. El faro de Köpu (Köpu tuletorn) es uno de los lugares más emblemáticos de esta isla. Ha permanecido en funcionamiento desde que se construyó en 1531 constituyendo uno de los faros más antiguos del mundo. Otro ejemplo de estos testigos silenciosos del paso del tiempo es el faro de Tahkuna.

El faro de Köpu

Una torre Eiffel de madera

Uno de los lugares más curiosos que puedes visitar en esta isla es la Torre Eiffel construida en madera. En 1978, tras cuatro meses de trabajo, Jann Aliksoo, un carpintero de profesión, culminó la idea que un día le vino a la cabeza, construir una réplica de la Torre Eiffel en madera. Empleó madera de enebro fijada con clavos y cuerdas mediante técnicas tradicionales para dar forma a una auténtica maravilla, una construcción de 31,4 metros de altura que imita fielmente al icono de la capital francesa.

Otro de los principales monumentos arquitectónicos de la isla de Hiiumaa son sus iglesias. Maravillas conservadas en el tiempo. Una de las más antiguas fue construida en el año 1259. En el siglo XVI fue destruida para volver a construirse nuevamente en el siglo XVIII.

Una carretera de hielo hasta el continente

Un hecho muy curioso de esta isla se encuentra en la forma que tiene de comunicarse con el continente. La isla de Hiiumaa se une con el resto de Estonia por una carretera de hielo. En ella solo se permite entrar si hay luz solar, en intervalos de al menos tres minutos entre cada vehículo y manteniendo una distancia mínima de 250 metros entre ellos. Se establecen una serie de medidas de seguridad en cuanto a peso de los vehículos y velocidad para asegurar la integridad de esa carretera formada de forma natural. Esta carretera es la carretera de hielo más larga de Europa y solamente se abre cuando su espesor así lo permite. Si visitas esta isla durante el invierno y tienes suerte puede que seas uno de los afortunados que conducen sobre el hielo.

Como llegar

Llegar a Hiiumaa desde Tallin es muy sencillo sal por Parnu Mantee y direccion Pärnu y a la altura de Aasmäe toma el desvío a Haapsalu tendras que pasar esta ciudad porque tu destino es Rohuküla, donde se acaba la carreta y el lugar donde si no es invierno y no hay carretera de hielo cogeras el ferry.

1 comentario en “La Isla de Hiiumaa, otra de las maravillas del Báltico”

  1. Pingback: Los cinco principales aeropuertos de Estonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *